Buenas noticias para la cetrería

Este año todos los cetreros estamos de enhorabuena. Por si no estabais al tanto os pongo en situación:

Desde hace muchos años todos los cetreros y amantes de las aves lidiamos con un problema existente que hasta hace no muy poco pasaba desapercibido para las autoridades, que miraban hacia otro lado mientras nuestras aves morían o quedaban dañadas por los tendidos eléctricos.

Pues bien, en enero de este año 2018 el Gobierno de España ha dado por primera vez una cifra estimada de la matanza de aves por culpa de los postes de compañías eléctricas. El Gobierno bajo un estudio realizado, calculó que dicha cifra ascendía a más de 33.000 aves lo que, en valores económicos según la herramienta utilizada por el propio Ministerio, se traduce en 141millones de euros cada año por pérdida de biodiversidad.

Y vosotros pensaréis, ¿y esto es una buena noticia?

 

El porqué de la multa de 143.000 euros

Este año es la primera vez que se estima una cifra de aves muertas por dicha causa, y que además se calcula el coste que supone la pérdida de dichas aves cada año. Debido a dicho informe se han puesto en marcha planes de corrección de tendidos eléctricos, con los que se pretende reducir la cifra de aves electrocutadas.

Pero aquí no acaban las noticias, y es que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ratificó al fin la sanción de 100.001 euros a la compañía eléctrica de Iberdrola por la electrocución de un ejemplar en peligro de extinción como es el Águila Imperial Ibérica. Una electrocución que tuvo lugar en el término municipal de La Herrera (Albacete). Además, la compañía deberá indemnizar con 42.920 euros ya que el ejemplar quedó herido.

Estamos ante la primera sentencia que sentará un precedente y ayudará a otras comunidades autónomas a actuar contra las compañías eléctricas que aún siguen infringiendo el Real Decreto de 2008, el cual establecía unas medidas para la protección de las aves frente a la electrocución.

Juntos conseguiremos que nuestras queridas aves vuelen despreocupándonos de los tendidos eléctricos.